Tema 2

Entendiendo las Barreras de Liderazgo de las Mujeres

Según TheWomenLeaders (s.f.), si bien algunas cualidades de liderazgo trascienden el género, el panorama para las mujeres empresarias puede revelar desafíos únicos que requieren un conjunto distinto de habilidades y atributos. Su investigación sugiere que las mujeres líderes a menudo exhiben una motivación y un empoderamiento excepcionales, porque navegan por un mundo patriarcal emprendedor que históricamente ha sido más exclusivo y menos solidario con las mujeres. Por lo tanto, el viaje para convertirse en una líder exitosa presenta un camino desafiante para las emprendedoras que buscan una oportunidad en sectores que durante siglos estuvieron dominados por hombres, como lo son los sectores del emprendimiento rural y el agroturismo.

Desafíos en el lugar de trabajo

A pesar del impulso hacia el cambio y la igualdad de género en el lugar de trabajo del siglo XXI, las mujeres en las empresas continúan encontrando normas de género obsoletas y actitudes dañinas. Persisten varios desafíos que impiden el progreso de las mujeres hacia roles de liderazgo, incluidos los siguientes (Martin, 2023):

Estereotipos

En muchas industrias, el liderazgo masculino ha prevalecido históricamente, lo que lleva a la percepción de que las cualidades de un líder efectivo son inherentemente masculinas. Cuando las mujeres muestran estos rasgos, a veces son juzgadas injustamente. Por el contrario, si las mujeres no exhiben estas características de liderazgo convencionales, pueden enfrentarse a dudas sobre su idoneidad para roles de liderazgo. Además, ciertos roles e industrias todavía se ven a través de la lente de las normas de género patriarcales tradicionales, y algunos se consideran más adecuados para las mujeres y otros para los hombres.

Discriminación

Los entornos de trabajo influenciados por sesgos específicos de género pueden crear entornos no deseados para las mujeres. Esto puede dar lugar a que las mujeres sean pasadas por alto en cuanto a oportunidades y estén sujetas a casos de acoso sexual, mala conducta en el lugar de trabajo y otros comportamientos poco profesionales.

Falta de oportunidades para establecer contactos

A pesar de la disminución de la presencia de sesgos en la esfera profesional, sus efectos aún pueden presentar obstáculos para las mujeres que buscan establecer conexiones. Como resultado, puede haber una menor disponibilidad y acceso a los sistemas de tutoría y apoyo destinados a facilitar la progresión de las mujeres a roles de liderazgo.

Equilibrio inadecuado entre el trabajo y la vida privada

Las nociones tradicionales de los roles de género pueden restringir a las mujeres a la hora de gestionar eficazmente sus responsabilidades profesionales y personales. Muchas mujeres que siguen trayectorias profesionales se encuentran con la injusta presunción de que no pueden dedicarse plenamente a sus trabajos. Esta creencia infundada puede dar lugar a la pérdida de oportunidades, a ascensos pasados por alto y a la falta de reconocimiento de su dedicación y capacidades, incluso en sus propias empresas.

A pesar de estos formidables desafíos, las mujeres continúan desafiando estereotipos y superando barreras para alcanzar posiciones de liderazgo. Su resiliencia, determinación y compromiso inquebrantable con sus carreras sirven como testimonio de su capacidad y potencial. A medida que avanzamos, es imperativo que persistan los esfuerzos para desmantelar los prejuicios de género y fomentar la igualdad de género en el lugar de trabajo, asegurando que todas las mujeres aspirantes a empresarias puedan perseguir sus aspiraciones de liderazgo y contribuir a un futuro caracterizado por la inclusión y la equidad.

Canva

Comprender los tipos de liderazgo

Los siguientes son los tipos más comunes de estilos de liderazgo(Ali et al., 2015; Costa et al., 2023):

Uno de los estilos de liderazgo más estrictos. Necesario en situaciones que exigen una rápida toma de decisiones, este enfoque de liderazgo se basa en la confianza del equipo en las habilidades de toma de decisiones del líder y requiere una participación mínima o nula del equipo. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, si bien este enfoque de liderazgo trae resultados y objetivos rápidos, puede impedir la comunicación a largo plazo y pasar por alto oportunidades en las que los esfuerzos de colaboración podrían revelar vías alternativas para lograr resultados.

Los líderes burocráticos siguen mostrando un fuerte compromiso con el cumplimiento de las normas y el cumplimiento de las estructuras jerárquicas dentro de una empresa. Este estilo de liderazgo encuentra eficacia en entornos relacionados con la atención médica y la seguridad. Este enfoque es considerado como uno de los estilos de liderazgo más empleados.

Los líderes con cualidades carismáticas poseen un aura convincente que inspira a su equipo a seguir sus pasos. Su simpatía contribuye a sus propios logros y a los de su equipo en el ámbito empresarial. Este enfoque de liderazgo puede resultar eficaz en entornos de trabajo de alta energía con moral positiva.

Un líder democrático con frecuencia fomenta la participación de sus subordinados en el proceso de toma de decisiones. Este enfoque de liderazgo genera admiración y puede ser muy eficaz en entornos de trabajo creativos en los que las decisiones rápidas no son una necesidad apremiante. Este enfoque puede fomentar un equipo motivado y altamente motivado, pero también puede introducir retrasos en los procesos, ya que las personas necesitan tiempo para considerar sus opciones antes de continuar.

Estos líderes requieren el compromiso del equipo para lograr resultados, particularmente en situaciones en las que hay una presión mínima a corto plazo. Sin embargo, siguen siendo responsables de establecer las expectativas de los empleados y supervisar el rendimiento. Este estilo de liderazgo resulta eficaz cuando se colabora con empleados experimentados y seguros de sí mismos.

Estos líderes distribuyen el poder y la autoridad en la toma de decisiones entre sus subordinados, a menudo dando forma a la dirección de la organización en función de los intereses colectivos del equipo. Este enfoque de liderazgo puede dar resultados positivos en organizaciones humanitarias, organizaciones sin fines de lucro y equipos que se esfuerzan por fomentar la diversidad, la inclusión y la moral del equipo.

Los líderes siguen un estilo transaccional basado en un sistema basado en «recompensas y castigos» para motivar a los empleados a lograr el éxito y disuadirlos de encontrar el fracaso. Este enfoque de liderazgo puede resultar fructífero para los equipos que encuentran motivación en la perspectiva de recompensas.

Los líderes transformacionales utilizan su energía inspiradora y su carisma personal para cultivar un ambiente de trabajo positivo y lleno de energía. Este estilo de liderazgo a menudo supera al liderazgo carismático, ya que no solo fomenta la motivación, sino que también alienta a los equipos a desarrollar confianza, un verdadero sentido de pasión y responsabilidad. Puede ser particularmente efectivo dentro de organizaciones de miembros de equipo que prosperan en entornos de trabajo colaborativos y dinámicos.

El éxito del emprendimiento a menudo depende de la capacidad de adaptar de manera flexible estos estilos de liderazgo para inspirar y guiar a los equipos hacia el logro de objetivos compartidos. Al comprender y ponderar las fortalezas de cada estilo, los emprendedores pueden navegar de manera efectiva por el panorama multifacético del liderazgo empresarial e impulsar sus empresas hacia el éxito.