Tema 3

Comprender la importancia de la escucha activa

La escucha activa es una técnica de comunicación que consiste en prestar toda su atención a un hablante, tratando de comprender no solo las palabras, sino también el mensaje subyacente y las señales no verbales.

Elevar tus habilidades de trabajo en equipo como emprendedora implica perfeccionar el arte de la escucha activa. La escucha activa es una habilidad fundamental que puede ofrecer una comunicación efectiva, confianza y comprensión mutua entre los miembros del equipo. Implica no solo escuchar las palabras pronunciadas por un hablante, sino también comprender su significado más profundo, incluidas las emociones y perspectivas detrás de ellas (señales sociales). Al participar activamente en conversaciones, hacer preguntas aclaratorias y considerar empáticamente los puntos de vista de los demás, el oyente demuestra que realmente puede respetar, empatizar y apreciar los comentarios de los oradores. Además de fortalecer los vínculos entre los miembros del equipo, la escucha activa también garantiza que las ideas y preocupaciones de todos sean escuchadas y apreciadas, lo que lleva a una mejor toma de decisiones y, por lo tanto, impulsa el éxito del emprendimiento.

3 A de la Escucha Activa

Las 3 A de la Escucha Activa: Actitud, Atención y Ajuste

Para adquirir habilidades prácticas de escucha, puede consultar la guía de las 3 A de la Escucha Activa (Nichols, 1957), que son:

Atención

Es decir, prestar toda su atención al orador. Implica concentrarse en lo que dice el orador, evitar distracciones y hacer contacto visual para señalar su participación activa y compromiso.

Atención

Es decir, mostrarle al orador que estás escuchando y entendiendo activamente su mensaje. Esto se puede hacer a través de señales verbales y no verbales (lenguaje corporal positivo), como asentir con la cabeza, sonreír o usar afirmaciones como «Hm, ya veo» o «Entiendo».

Ajuste

Lo que implica adaptar tu respuesta en función de lo que has escuchado. Esto incluye hacer preguntas de seguimiento para aclarar puntos, ofrecer comentarios o aportes relevantes, o realizar los cambios necesarios en su comportamiento o acciones en función de la información proporcionada. El ajuste demuestra que no solo está escuchando, sino que también está dispuesto a tomar medidas o modificar su enfoque en función de la entrada del orador.

Según lo que has leído, ¿cuáles son las principales diferencias entre la escucha activa y la audición?