Tema 3 Formas de mejorar tu presencia digital

Para desarrollar y mejorar tu presencia digital, no solo es necesario hacer uso de herramientas específicas como las ya mencionadas, sino también establecer una serie de pasos a seguir que puedan facilitar el proceso y mejorar el rendimiento.

En primer lugar, hay que desarrollar una estrategia escrita. Esto te permitirá definir cuáles son tus objetivos a nivel de datos, por ejemplo, y cuáles son las diferentes acciones que llevarás a cabo para alcanzarlos. Esta estrategia debe responder a los siguientes elementos:

Escenario:

  1. Tu buyer persona se entiende como la personificación del cliente ideal de tu empresa. Un ejemplo podría ser un cliente concreto: Marta, de 23 años, interesada en la naturaleza y los animales.
  2. Tu propuesta de valor: poder demostrar qué ventajas tiene tu empresa que benefician a sus clientes. Un ejemplo podría ser que tengas un agroturismo que se diferencie del resto porque ofrece menús ecológicos y saludables con ingredientes de su propio cultivo.
  3. Los objetivos SMART de la estrategia: se trata de definir objetivos específicos, medibles, alcanzables, relevantes y oportunos. Un ejemplo de objetivo SMART podría ser la captación de 10 nuevos clientes a través de las redes sociales, atraídos por las alternativas del menú ecológico antes de final de mes.
  4. Las acciones y tácticas para lograrlos.
  5. Los KPIs y métricas con los que evaluar la efectividad de tus acciones: centrándote en las métricas clave para el éxito. Un ejemplo podría ser cuántos likes y comentarios tienen las publicaciones sobre el nuevo menú orgánico y cuántas reservas se hacen después de la publicación.

En segundo lugar, una vez desarrollado esto, es fundamental desarrollar tanto la web como los perfiles en redes sociales (Instagram, Facebook, Twitter, LinkedIn, etc.)  de tu empresa o marca. Al fin y al cabo, estos simbolizan la carta de presentación de tu proyecto. Será tu primer canal de comunicación con los clientes potenciales y el resto del mercado, por lo que son fundamentales. A la web y las redes sociales, puedes sumar la experiencia de crear un blog para generar contenido más personal que genere un vínculo más duradero con tu clientela, buscando un punto de conexión específico en un área de tu marca.

En tercer lugar, es fundamental que trabajes continuamente en lo que se entiende como tu identidad corporativa: tu marca no solo se basa en el diseño, el marketing y los productos, sino en una serie de valores que buscarás transmitir a través de ellos. Superar la barrera comercial para que tu audiencia aprecie plenamente tu marca, es uno de los principales objetivos de cualquier marca. En el aspecto digital, una identidad corporativa te ayudará a generar congruencia en tus publicaciones y materiales, así como una imagen concreta de lo que quieres transmitir.

Por último, supervise los cambios en su presencia digital. El número de visitas a tu web, el número de likes o seguidores en redes sociales, o las reseñas que reciben tus productos son especialmente relevantes para la presencia de tu empresa. Es por ello que desde tu estrategia debes ser capaz de abarcar un seguimiento real de los indicadores establecidos y diferentes estrategias de marketing para mejorarlos.

Freepik